Archivo del sitio

1960: Fidel Castro entrega al Ministerio de Educación (MINED) el Cuartel de Goicuría (Fotos)

Nosotros, que no somos tan buenos revolucionarios como ustedes, nos alegramos muchísimo de que ya ustedes comprendan esto, de que ya ustedes comprendan lo que acaban de decir, de que la Revolución empieza ahora, pero la Revolución la tendrán que terminar ustedes. Nosotros nada más estamos empezando, y lo estamos haciendo, pero no lo estamos haciendo perfecto; no, nosotros lo estamos haciendo regular nada más ; nosotros quisiéramos poder hacer las cosas mejor. Pero, ¿por qué no podemos hacerlas mejor? Porque antes los muchachos no tenían escuelas, tenían menos escuelas que las que tenemos hoy; porque antes los muchachos tenían menos maestros, porque no tenían quiénes les hablaran de estas cuestiones de la Revolución. A nosotros nunca nos hablaron de la Revolución y, por lo tanto, tuvimos que aprender nosotros solos. Antes, nosotros oíamos hablar de política; es decir, oíamos hablar de politiquería —yo no sé si ustedes entienden qué es eso—… bueno, era aquella gente que robaba. ¿Ustedes no han oído hablar de aquellos políticos que compraban votos? ¿ustedes no han oído hablar de aquellos políticos que de repente se fabricaban una casa muy bonita y se compraban una finca? …y que no tenían un centavo, ¿de dónde lo sacaban?   ¡Del Pueblo! El dinero de las escuelas, ¿qué hacían con ese dinero? ¡Robarlo!”; el dinero de hacer las calles, de hacer los hospitales, del material escolar; en fin, que ustedes saben que se lo robaban. Y, ¿de quién era ese dinero?¡Del pueblo!, ¿de dónde salía? ¡Del pueblo!. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: