Archivo del sitio

Vergüenza y Guarimba Madrileña

Por  Desaprender y Trocar

El colegio al que fui me enseñó, entre otras muchas cosas, que mi libertad terminaba donde empezaba la del prójimo. La conclusión que saqué entonces es la misma que la reflexión que hago ahora: si quieres que te respeten, debes empezar por respetar.

Me acuerdo ahora de aquello porque lo vivido el pasado jueves, 11 de mayo, en la sede del Centro de Diversidad Cultural de Venezuela, en una calle céntrica de Madrid, es realmente vergonzoso. No sólo se faltó al respeto a los asistentes y a los ponentes (no olvidemos, familiares de victimas de la derecha venezolana), si no a todo aquel que osara pasar por dicha calle a esas horas. Todo ante la pasividad de una policía que, caso de haber sido otro el acto, no habría dudado en despejar la zona a ritmo de pelotazos.

Suavizo lo que pienso porque se está poniendo serio lo de la libertad de expresión en este país (excepto el pasado jueves 11, claro, y para los que cortaron la calle y quisieron organizar una Guarimba), así que usaré el más suave de los adjetivos que se me ocurren: VERGONZOSO.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: