El chiste ganador de Argentina

En Selecciones Una pareja de ancianos va a un restaurante de comida rápida, donde con cuidado divide en dos la hamburguesa y las papas fritas. Un camionero siente pena por ellos y se ofrece a comprarle a la esposa su propia comida. —No se preocupe —dice el anciano—, nosotros compartimos todo.