Archivo del sitio

La guerra, la paz, la ONU y el Papa

Papa Francisco en Holguín 2

Por: José Armando Fernández Salazar / Cubahora

En este mismo minuto seis personas han muerto en el mundo como consecuencia de un conflicto armado. Así ha sido desde hace milenios.

Cuando la humanidad aún era adolescente, sus hombres de valor alzaban la vista al cielo y rogaban a sus dioses que guiara su espada en la batalla. En aquel entonces los sacerdotes bendecían ejércitos y no pocas veces se acometían campañas bélicas amparadas en justificaciones religiosas.

Mucho han cambiado las fronteras del mundo durante estos siglos en los que la beligerancia generalmente fue el motor de la historia. Pero de entre las cenizas de uno de los más grandes holocaustos humanos, la Segunda Guerra Mundial, en octubre de 1945 surgió la Organización de Naciones Unidas (ONU).

La nueva entidad internacional, en un principio integrada por 51 países, era una continuidad de la malograda Sociedad de las Naciones, y en ella los seres humanos depositaron su esperanza para que no se repitieran las imágenes de los campos de concentración nazis o los ríos de sangre en las afueras de Stalingrado.

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: