Archivo del sitio

Frases del Papa Francisco en Paraguay

Frases Papa Francisco en Paraguay 1

Frases Papa Francisco en Paraguay 2

Frases Papa Francisco en Paraguay 3

Frases Papa Francisco en Paraguay 4

Frases Papa Francisco en Paraguay 5

Frases Papa Francisco en Paraguay 6

Frases Papa Francisco en Paraguay 7

Frases Papa Francisco en Paraguay 8

Frases Papa Francisco en Paraguay 9

Frases Papa Francisco en Paraguay 10

Frases Papa Francisco en Paraguay 11

 

Sostiene Francisco

Papa Francisco en Paraguay

Por: Atilio Borón

Después del discurso de Francisco ante el Encuentro de Movimientos Sociales no tardaron en surgir voces advirtiendo que sus palabras no debían tomarse en serio habida cuenta de la larga historia de la Iglesia como guardiana del orden capitalista y responsable de incontables crímenes. Se imponía la incredulidad e, inclusive, una vigilancia militante para evitar que el mensaje papal frustrase el ansiado desarrollo de la conciencia crítica de los pueblos oprimidos. Discrepo de esas opiniones. Es más: creo que éste no es un tema que debería preocuparnos.

Desde el punto de vista de la construcción de un bloque histórico anticapitalista –aunque no desde la abstracción de un juicio ético– el hecho de que Francisco crea o no en su propio discurso es irrelevante y no tiene sentido discutir aquí. Lo que sí interesa es que esas palabras fueron vertidas en una importante reunión de líderes y dirigentes sociales latinoamericanos y que alcanzaron de inmediato una impresionante resonancia mundial. Lee el resto de esta entrada

En fotos, el Papa Francisco recibe el cariño de Bolivia y su presidente Evo Morales

Papa Francisco en Bolivia

Papa Francisco en Bolivia 3

Papa Francisco y Evo Morales

Papa Francisco y Evo Morales 2

Papa Francisco y Evo Morales 3

Papa Francisco y Evo Morales 4

Crucifijo que regaló Morales al Papa es réplica que hizo Luis Espinal y representa a los humildes

Evo Morales y el Papa Francisco

El crucifijo formada con la hoz y el martillo es uno de los obsequios que recibió el papa Francisco de manos del Presidente Evo Morales a su llegada a Bolivia, es una réplica de un tallado elaborado por el propio sacerdote jesuita Luis Espinal, y simboliza su compromiso con las luchas sociales y los más humildes.

“La cruz que le regaló el presidente Morales al Papa en Palacio de Gobierno es una representación de la que hizo el padre Luis Espinal, lleva la hoz que utilizan los campesinos, un martillo que utilizan los trabajadores como los carpinteros, ambos símbolos representan a los más humildes”, explicó la ministra de Comunicación, Marianela Paco.

El papa Francisco, en su visita apostólica a Bolivia, rindió homenaje a la figura del jesuita español Luis Espinal, asesinado en 1980 por paramilitares por su compromiso con las luchas sociales en el país. Francisco rezó el miércoles en la curva de la autopista en La Paz, en el lugar en el que fue asesinado el sacerdote y pidió por el eterno descanso de su alma. Lee el resto de esta entrada

“No hay derecho a la exclusión”: Palabras del Papa en la Universidad Católica de Ecuador

Papa Francisco en la Universidad Católica

A continuación reproducimos las palabras del Sumo Pontífice en su visita a la Universidad Católica de Ecuador, el 7 de julio.

Hermanos en el Episcopado, señor Rector, distinguidas autoridades; queridos profesores y alumnos; amigos y amigas:

Siento mucha alegría por estar esta tarde con ustedes en esta Pontificia Universidad del Ecuador, que desde hace casi setenta años, realiza y actualiza la fructífera misión educadora de la Iglesia al servicio de los hombres y mujeres de la Nación. Agradezco las amables palabras con las que me han recibido y me han transmitido las inquietudes y las esperanzas que brotan en ustedes ante el reto, personal de la educación. Pero veo que hay algunos nubarrones ahí en el horizonte, espero que no venga la tormenta, nomás una leve garúa.

En el Evangelio acabamos de escuchar cómo Jesús, el Maestro, enseñaba a la muchedumbre y al pequeño grupo de los discípulos, acomodándose a su capacidad de comprensión. Lo hacía con parábolas, como la del sembrador (Lc 8, 4-15). El Señor siempre fue plástico, de una forma que todos podían entender. Jesús, no buscaba, «doctorear». Por el contrario, quiere llegar al corazón del hombre, a su inteligencia, a su vida y para que ésta dé fruto.

La parábola del sembrador, nos habla de cultivar. Nos muestra los tipos de tierra, los tipos de siembra, los tipos de fruto y la relación que entre ellos se genera. Ya desde el Génesis, Dios le susurra al hombre esta invitación: cultivar y cuidar. Lee el resto de esta entrada

Palabras del Papa Francisco en su misa en el Parque Bicentenario

Papa Francisco en el Parque Bicentenario 2

El papa Francisco culminó su misa en el Parque Bicentenario en Quito. En la parte de la homilía (sermón que explica la lectura del Evangelio en un acto litúrgico) el Sumo Pontífice hizo énfasis en la unidad de las personas e hizo un llamado a confiar en el otro, dejando las intrigas y dudas a un lado.

A continuación la transcripción completa de las palabras del líder de la Iglesia Católica:

La palabra de Dios nos invita a vivir la unidad para que el mundo crea.

Imagino ese susurro de Jesús en la última cena como un grito en esta mesa que celebramos en el Parque Bicentenario. Imaginémoslo juntos. El bicentenario de aquel grito de Independencia de Hispanoamérica, ese fue un grito nacido de la conciencia de la falta de libertades, de estar siendo exprimidos, saqueados, sometidos a conveniencias circunstanciales de los poderosos de turno. Quisiera que hoy los 2 gritos concorden bajo el hermoso desafío de la evangelización, no de palabras altisonantes ni con términos complicados, sino que nazca de la alegría del Evangelio que llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús, quienes se dejan salvar por él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento, de la conciencia aislada. Nosotros aquí reunidos todos juntos alrededor de la mesa con Jesús somos un grito, un clamor nacido de la convicción de que su presencia nos impulsa a la unidad y señala un horizonte bello, ofrece un banquete deseable.

“Padre que sean uno para que el mundo crea”, así lo deseó mirando al cielo, a Jesús le brota este pedido en un contexto de envío, como tú me has enviado al mundo yo también los he enviado al mundo. En ese momento el Señor está experimentando en carne propia lo peorcito de este mundo al que ama, aún así, con locura. Intrigas, desconfianzas, traición, pero no esconde la cabeza, no se lamenta. También nosotros constatamos a diario que vivimos en un mundo lacerado por las guerras y la violencia. Sería superficial pensar que la división y el odio afectan sólo a las tensiones entre los países o los grupos sociales. En realidad son manifestación de ese difuso individualismo que nos separa y nos enfrenta, son manifestación de la herida del pecado en el corazón de las personas cuyas consecuencias sufre también la sociedad y la creación entera. Precisamente a este mundo desafiante con sus egoísmos, Jesús nos envía y nuestra respuesta no es hacernos los distraídos, argüir que no tenemos medios o que la realidad nos sobrepasa, nuestra respuesta repite el clamor de Jesús y acepta la gracia y la tarea de la unidad. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: