En España se ha generado algo así como una fiebre contagiosa en la clase política por las irregularidades en los títulos de Máster. Al parecer, algunos relevantes políticos han engordado sus currículos con distinciones académicas que han obtenido, cuando menos, irregularmente. Hay varios procesos penales en curso, particularmente en la universidad  Rey Juan Carlos, en su Instituto de Derecho Público.

Al calor de este hecho recordé un curioso Máster, renombrado como “diplomatura”,  que organizó el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) – Institución con sede en Madrid y que aparece en el Registro Nacional de Asociaciones y en el Registro de ONG  de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, al menos eso dice en su página Web-. Al mencionado curso asistieron aproximadamente una veintena de “jóvenes líderes  cubanos que luchan por el cambio gubernamental en su país” y, según los organizadores,  con esta acción se proponían “fomentar el estudio y  el aprendizaje de conocimientos especializados sobre políticas públicas y el funcionamiento de las instituciones”. Lee el resto de esta entrada