Archivo del sitio

La manzana de la biodiscordia

Desde Revista Bohemia

Cuentan que Rodrigo de Jerez, uno de los marinos que navegaron en 1492 hacia América en la nao Santa María del almirante Cristóbal Colón, fue el primer europeo que se atrevió a inhalar un hermoso aunque irritante humo, desprendido por la incineración de un torcido mazacote de hojas secas.

La planta, por su peculiar fragancia, les había resultado curiosa cuando la vieron al desembarcar en la isla que llamaron San Salvador: la Guanahaní de las Bahamas. Poco después, en noviembre de 1492, por primera vez De Jerez y Luis de Torres observaron a los nativos fumar unos rollos de hojas de palma y maíz con tabaco dentro. Encendían un lado y por el otro bebían el humo. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: