Archivo del sitio

La ultraderecha venezolana-española y Franco

Por Ramón Pedregal Casanova / Insurgente

¿Qué relación puede haber entre la Delegación del Gobierno de España en Madrid y los golpistas venezolanos?

Es una cuestión de intereses comunes, la ultraderecha de cualquier país entiende a la ultraderecha de cualquier país. El grupo de violentos de ultraderecha de España y Venezuela que acudieron a impedir que se expusiese su actividad criminal durante éste tiempo pasado, las guarimbas en las que asesinaron a un alto número de personas, desafiaban ante un espacio diplomático de Venezuela la convocatoria de diálogo y paz que hasta el Papa de la Iglesia Católica les ha pedido.

Es obligado repetir la pregunta del comienzo: ¿La Delegación del Gobierno en Madrid y los golpistas venezolanos están de acuerdo?

Si la familia Capriles, dueña de tantos medios en Venezuela, formadora de lo que se denomina la oligarquía, se asienta en Madrid, en la Colonia del Viso, esa zona reservada o ese gueto de la burguesía, zona a la que los fascistas durante la guerra de 1936-39 no bombardeaban cuando su aviación y sus cañones atacaban al resto de la población madrileña, es sólo porque sus intereses pueden guardarlos aquí como en Miami, lugar privilegiado de reunión del fascio del continente sur de América.

Ahora el personal de servicio de los Capriles, se junta con los hijos de los fascistas del golpe de Estado de 1936 a la República española, los que tenían de aliados a Hitler y a Mussolini. Por eso, juntos a las puertas del Centro de la Diversidad Cultural de Venezuela, rendían pleitesía a su inspirador o mentor ideológico, con una sola voz gritaban ¡Franco! ¡Franco!: éstos son quienes quieren acabar con la Revolución Bolivariana.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: