Archivo del sitio

Trump no le da paraguas a su esposa e hijo y desata conmoción en las redes

Desde  youtobe

En la escala de las diferencias

Desde Revista Mujeres

Mauricio tiene solo tres años, pero ya sus padres lo califican de un niño hiperactivo. El contraste con Raulito, su hermanito de cinco años es evidente para toda la familia, preocupada por la poca capacidad de concentración que muestra el pequeño, incansable en su avidez por explorar cuanto lo rodea.

El segundo año de vida subraya las diferencias entre los niños y niñas preescolares. Los tranquilos y atentos parecen aun mas observadores y sedentarios, en contrataste con los vehementes y activos, que están moviéndose siempre, incapaces de mantenerse quietos unos momentos. Estos últimos a duras penas se sientan el tiempo suficiente para aprender a hablar o para demostrar sus nuevas habilidades cognoscitivas. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: