Archivo del sitio

El piropo, de ocurrencia ingeniosa a expresión insultante

Por MARÍA ELENA BALÁN SAINZ

Antes, por lo regular, el piropo que decía un hombre a una mujer era una ocurrencia ingeniosa, un comprimido literario que sintetizaba la admiración provocada por la fémina.

Actualmente, no son versos ni frases de calidad literaria, sino vulgaridades que aluden al cuerpo de la chica, a sus protuberancias, a las dotes que le dio la naturaleza y son dichos por desconocidos, generalmente.

Resulta usual escuchar en la calle cuando pasa una muchacha agraciada aquello que hiere su dignidad y su oído: Bestia, bruja, y otras frases que insultan, golpean, avergüenzan y deshumanizan, porque constituyen comentarios sexistas y acosadores. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: