Archivo del sitio

La historia de Manolín: ni salsero ni rey

Por: Ramón Bernal Godoy / Miradas Encontradas

Hace varios días quede atónito cuando Alberto, un viejo amigo, me envío un artículo que hacía referencia a una “carta abierta” que un tal Manuel González Hernández, Manolín, había escrito al líder de la Revolución cubana, Fidel Castro. Al leerla comprobé que se trataba de uno de esos episodios sin importancia que era mejor ignorar, pero días después Albertiquín, como le llamamos cariñosamente a Alberto, me reenvió un segundo “acto”, esta vez consistente en una carta para el prestigioso cantautor Silvio Rodríguez. De su contenido es mejor ni hablar, tiene tantos sin sentidos que vale más ignorar, pero para los más jóvenes o para los que no le conocen, les traigo la verdadera historia de este controvertido “Fouché”.

Muchos cubanos que pasamos los 40 años de edad le recordamos como un popular “cantante” que a mediados de los 90 (93-94) irrumpió en la escena artística cubana con una excelente orquesta y estribillos preconcebidos que puso en función de su pésima voz, alguien cuyo mérito estuvo en aprovechar cierto vacío musical que había en la isla debido al impacto del período especial y al hecho de que nuestras mejores agrupaciones extendían sus giras internacionales. Lee el resto de esta entrada

Manolín: Un desastre (en Cuba y en Miami)

¿Popular?

¿Concierto de Manolín en Cuba?

Por Edmundo García/ http://www.latardesemueve.com

Sabe Manolín que en la última gran reunión de la nación y la emigración, celebrada entre el 27 y el 29 de enero del 2010 en La Habana, abogué porque artistas como él, y por él en particular, pudieran regresar a Cuba y contaran con un país detrás como base para su obra. Estaba presente el entonces Ministro de Cultura Abel Prieto, el que en ese momento era Presidente del Parlamento Cubano Ricardo Alarcón, el Canciller Bruno Rodríguez y el Vice Ministro de Cultura Fernando Rojas. Un respaldo necesario porque como el mismo Manolín ha dicho, su carrera mermó mucho en Miami, donde también se quejó de que no pasaban a los artistas cubanos por la radio. Sin un país y un pueblo detrás la obra no camina.

Sabe Manolín que aquí en Miami, en la época en que yo trabajaba en la WQBA, emisora de Univisión donde la influencia de los Estefan puede hacer que boten a un presentador, desaparezcan un programa y hasta una programación completa, él tuvo espacio en el programa La Noche se Mueve para que expusiera y denunciara, como hizo, todo lo que estimara. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: