0924-mandela.jpg

Publicado en ACN

La amistad entre Nelson Mandela y Fidel Castro, extendida a los pueblos cubano y sudafricano, es la expresión de una comunión de ideales, lazos culturales y desafíos comunes.

Esa relación entre ambos líderes comenzó mucho antes de que se conocieran personalmente. El ataque al Cuartel Moncada, en Santiago de Cuba, por la Generación del Centenario, y los sucesos que le precedieron, inspiraron al luchador sudafricano y sus seguidores acrecentando su fe en el triunfo.

Cuando en 1959 el Ejército Rebelde, liderado por Fidel, entró en La Habana, los luchadores de la libertad sudafricanos sintieron como propia esa victoria. La Revolución Cubana haría suya la causa de la lucha anticolonialista en el Tercer Mundo, la cual se extendería hasta África, cuya expresión más decisiva tendría como escenario a Angola. Lee el resto de esta entrada