Tomado de: Telám
Invitado especial para la asunción de Kirchner, Fidel no perdió la oportunidad de mantener un encuentro cara a cara con los argentinos, con un contundente discurso que cerró con la explicación, ante miles de estudiantes y militantes, de que  “Un mundo mejor es posible”, convirtiendo aquella, en una noche histórica.