Archivo del sitio

Hablemos correctamente: una palabra de poco uso, pero válida

Desde ACN

El término abstenciocracia es válido, según la RAE, para llamar la atención sobre el poder y la importancia que tiene la abstención en las votaciones en distintos países y situaciones políticas.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Eligen este 29 de diciembre la palabra del año

Entre las posibles palabras a elegir se encuentra “bitcóin” y “noticias falsas”.
La Fundación del Español Urgente (Fundéu) elegirá este próximo 29 de diciembre la palabra del año.

Este día se escogerá una de 12 palabras que se encuentran en la lista de elección por su popularidad durante el año.

Entre las palabras a elegir se encuentran aporofobia, aprendibilidad, bitcóin, destripe, machoexplicación, noticias falsas, odiador, soñadores, superbacteria, trans, turismofobia y uberización.

Lee el resto de esta entrada

El mismo “mismo” que mal usamos

Por Cubaperiodista

Resulta una constante en el habla y la escritura del cubano de hoy el empleo del término mismo, -a, en función sustantiva. Esta palabra proviene del latín vulgar metipsĭmus, combinación del elemento enfático -met, que se añadía a los pronombres personales. Es un adjetivo y significa “idéntico, no otro”, “exactamente igual”; por eso solo puede funcionar como tal, como adjetivo. Sin embargo, prolifera el error muy, pero muy común de emplearlo como sustantivo en expresiones como: la misma resulta interesante.

Con el objetivo de reproducir un sustantivo ya mencionado en el texto pueden usarse los pronombres demostrativos —este, ese y aquel, y sus variantes según el género y el número—. También el adjetivo dicho, -a, que precisamente significa “mencionado antes” y cuya utilización justifica la repetición del sustantivo. Lee el resto de esta entrada

¿Sabías que la lengua materna afecta la capacidad auditiva de las personas?

¿Sabías que la lengua materna afecta la capacidad auditiva de las personas?

En Muy Interesante

Un grupo de investigadores de la Universidad de Helsinki en Finlandia descubrió que las capacidades auditivas de las personas son diferentes según sus antecedentes lingüísticos y musicales.

El cerebro es el encargado de convertir los impulsos recibidos –a través del oído– en sonidos entendibles, además de discriminar aquellos que no son relevantes. Este sistema auditivo es un filtro a los sonidos que encontramos en el ambiente, el cual se ejercita con la exposición a diferentes entornos, como la lengua materna y la educación musical. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: