Archivo del sitio

El que debe vivir

Fidel Castro El mérito es estar vivo

Por: Redacción La Época

“Matemos a Fidel”. Es posible que todos los directores de la CIA hayan pronunciado estas palabras durante los últimos 56 años. Los diversos intentos de magnicidio perpetrados por esta oficina bien pueden ser comparados con las producciones más impresionantes sobre espionaje en Hollywood… o con cualquier episodio del Coyote y el Correcaminos.

En “El Mérito de Estar Vivo” el investigador cubano Luis Báez nos narra los más de 600 frustrados planes para matar al máximo líder de la revolución cubana. No especularemos sobre las consecuencias que puede tener para un proceso histórico el asesinato de figuras políticas relevantes. Franz Ferdinand es una anécdota aún muy cuestionable si se quiere argüir en favor del papel del individuo en la historia.

Solamente queremos reflexionar acerca de la eficacia de los servicios de inteligencia estadounidenses. No deja de ser curioso que el imperio que fue capaz de controlar la política interna de toda Latinoamérica durante los 70’s, asesinando a millones de personas, con un poderío militar jamás visto en la historia de la humanidad, no haya podido eliminar a un solo individuo.

¿Por qué? Una mirada rápida a los 638 complots para matar a Fidel Castro ofrece tres respuestas, que no se excluyen: a) no se pudo matar a Fidel porque todos los encargados de ejecutar el plan no tuvieron las agallas para llegar hasta las últimas consecuencias, b) no se pudo matar a Fidel porque la inteligencia cubana es posiblemente una de las mejores en el mundo o c) no se pudo matar a Fidel porque tiene mucha… mucha suerte. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: