Archivo del sitio

Sumbe, los cubanos y la historia de un hombre al límite

por Dilbert Reyes Rodríguez

Nadie sabe cuántas veces Orlando ha despertado con el sobresalto de un recuerdo terrible. “La guerra tiene esa cosas”, dice, con la seguridad de quien habla porque ha visto, porque le dolió en la carne el desgarro de la bala y la metralla, y él mismo fue rescatado de ese trueque escalofriante en que se va perdiendo, lentamente, el flujo cálido y rojo de la vida por la fría anunciación del final cercano.

Si no se ha estado nunca en ese límite cruento, cuesta mucho creer como posible que un día tan parecido a la cotidianidad pacífica de la amada Cuba, se transforme de pronto –madrugada por medio- en un infierno de ráfagas y bombas en picada sobre las cabezas.

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: