Muchas voces en el mundo se alzan para condenar el recrudecimiento de la hostilidad del gobierno de Estados Unidos contra Cuba, a fin de frenar su desarrollo y asfixiarla económicamente.

Ante el anuncio de Washington de activar el Título III de la Ley Helms Burton, varias naciones condenaron dicha decisión, encaminada a obstaculizar inversiones extranjeras en la mayor de las Antillas.

Mensajes procedentes de Rusia, China, Bélgica y México, entre otras naciones, llegaron a La Habana en rechazo de esa medida.

Reiteramos que estamos en contra de las sanciones unilaterales y que las restricciones solo pueden ser legítimas si están avaladas por la ONU, declaró la vocera de la Cancillería rusa, María Zajarova. Lee el resto de esta entrada