Publicado en Radio Reloj

Cuando el próximo 16 de noviembre los habaneros y los que no lo son les den las tradicionales tres vueltas al Templete, la frondosa ceiba que sin ser la misma señorea como aquella primera de su asentamiento, la ciudad estará de fiesta.

499 primaveras cumplirá la capital de Cuba y desde ya festejamos su nacimiento, con la ilusión, quizás, de que el viejo árbol allí plantado nos confiera la gracia de los deseos pedidos.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la vieja villa de San Cristóbal de La Habana viajó de sur a norte entre zonas bajas e insanas hasta alcanzar puerto seguro en su tranquilo y saludable asentamiento de hoy. Lee el resto de esta entrada