Los presidentes de siete naciones de Suramérica dan vida este viernes al bloque Prosur, con la pretendida idea de incrementar la integración regional, pero que analistas concluyen será un nuevo instrumento promovido por el Gobierno de Estados Unidos (EE.UU) para, entre otros fines, agredir a Venezuela.

Prosur, de acuerdo con los expertos, busca cambiar la correlación de fuerzas en América Latina y con una matriz ideológica claramente de derecha pretende sustituir a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que fue conformada por gobiernos progresistas. Lee el resto de esta entrada