Hay un sitio muy especial en la capital cubana, que en sus inicios le llamaban la Quinta de los Molinos del Rey.

Este hermoso lugar está situado en la Avenida Salvador Allende, conocida durante muchos años como Carlos III, en el área que empieza en la calle Infanta y colinda con la Escuela de Estomatología, de la Universidad de La Habana, que llega hasta la calle G, a unos pasos del Castillo del Príncipe.

La Quinta de los Molinos tiene una amplia y hermosa historia que comenzó en la época colonial, y se relaciona estrechamente con variados acontecimientos. Lee el resto de esta entrada