Archivo del sitio

Desfile militar del pueblo cubano en imágenes

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por: Camila Moreno

Un  desfile lleno de emociones y dedicado a nuestro Comandante en Jefe, un inspirador. Los cubanos vistieron los colores de la bandera y se hondearon numerosas banderas y fotos de Fidel y Raúl, al mismo tiempo que insistían: #YoSoyFidel, #RaúlEsFidel.

Fi(d)eles a su ejemplo

fidel-castro-f-archivoLuis Toledo Sande/La Pupila Insomne

Desde el seno mismo de la obra revolucionaria que él fundó, de distintos modos se ha dicho que nadie volverá a tener en Cuba la autoridad que décadas de consagración a su pueblo concentraron legítimamente en Fidel Castro. Al vaticinio se suma la comprensión de que se trata de un ser humano cuyos cargos podrán o deberán necesariamente ser ocupados por otros, pero él —de tan excepcional— es insustituible. El propio Raúl Castro, que por méritos propios y de manera constitucional lo remplazó al frente del Partido y de los consejos de Estado y de Ministros, ha proclamado que únicamente un equipo de trabajo podría dar continuidad a la brega que protagonizó el líder cuya existencia física ha cesado.

Lee el resto de esta entrada

Fidel se queda

Con marcialidad y solemnidad es despedido Fidel (MARTHA VECINO)María Victoria Valdés Rodda/Bohemia

Pasó Fidel. Y su pueblo lo siguió con la mirada en silencio. Luego, tras el primer abatimiento llegaron los aplausos y el lema que ya se ha colado hasta el tuétano de los revolucionarios cubanos: ¡Yo soy Fidel!

El día de la gesta emancipadora del 30 de noviembre de 1956, cuando el pueblo santiaguero enfrentó a la tiranía de Batista en las calles con los mejores hijos al frente, en espera de Fidel y el Granma, hoy en 2016 comenzó el Comandante en Jefe, su viaje de retorno, en un trayecto de su despedida. ¿Puedo decir final?

Lee el resto de esta entrada

#Yo Soy Fidel

Yo soy FidelVladia Rubio/Cubasí

Tres palabras que son pólvora y palomas, y ahora siguen esparciéndose por los cielos de esta Isla mientras Fidel avanza con su Caravana de  la Libertad.

 “Así estamos, consternados, rabiosos aunque esta muerte sea uno de los absurdos  previsibles”. Mario Benedetti

Una voz de miles se abrió paso entre la noche única de la Plaza de la Revolución. Esta muerte, uno de los absurdos previsibles al decir de Benedetti, les había convocado, luctuosos, consternados. De entre el silencio denso fue creciendo de pronto, como esos volcanes que apenas avisan, un rumor que se hizo coro arrollador, potente.

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: